Pasión frente al mar

Con 32 años me consideraba una mujer madura pero al mismo tiempo sexy, con mis 164 centímetros de altura y 54 kilos de peso y con un trasero prieto y unos pechos de talla 95 aun en su sitio, gracias a los dos días a la semana que iba a Pilates. Mi media melena y mis ojos color miel hacían buena conjunción con unos labios carnosos que según la ocasión… Read More »